miércoles, 12 de noviembre de 2008

Un castigo ejemplar

Un grupo de mineros en el interior de la mina llega al lugar donde guardan las viandas, dispuestos a comer. Recoge cada uno su capaceta y uno de ellos exclama : “¡Mecagüen esto! ¡Si tu perro se ha comido mi merienda!”. El dueño del perro contesta: “¿Eso ha hecho el bandido? ¡Pues espera que lo vea, que de esta se va a acordar! ¡Me parece que no le quedarán ganas de repetir la faena!” Un compañero de grupo interviene diciendo: “Pues mira, por allá viene. Ahí lo tienes”. El minero aludido se levanta lentamente y encarándose a su perro, mirándole fijamente a los ojos, le dice: “¡Perro, más que perro, que eres un perro! ¡Y tu padre un perro y tu madre una perra! ¡Y tú un perro serás toda tu vida!”... En este momento el minero perjudicado interviene diciendo con mucho retintín: “Chico déjalo, que con este castigo ya tiene bastante y queda bien escarmentado para otra vez. No hace falta que te pases, no vaya a ocurrirle algo malo al animalico”.
Me gustaría añadir a este relato varias consideraciones: La primera, que aunque parezca raro, los perros en algunos casos acompañaban a sus amos a todas partes, incluso al interior de la mina; eran como su sombra. La segunda, que a la comida que se llevaba en las capacetas se le llamaba merienda, aunque se comiera al mediodía y no a la hora de merendar. Era una expresión incorrecta originada por las distintas acepciones del término “comida”. Finalmente diré que mi padre contaba esto –que incluso puede que fuera cierto– guaseándose del tratamiento tan especial que algunas personas dan a los asuntos, en relación con lo que la mayoría considera normal.

2 comentarios:

patrimagoo dijo...

Qué bonito, señor Macipe...
Me añado tu blog en mis favoritos. Lo leo y veo Ariño. Veo Ariño y veo el pueblo y el campo y los animales y la calma y los mayores y una forma de vida que parece no existir ya.
Quizás aun existe en Ariño...
¡Besos para esa inmensa familia!
Patricia Abad

salvador macipe dijo...

Patricia, estamos encantados de que te gusten nuestro pueblo, su ambiente y sus gentes. Para nosotros es un honor y una suerte el conocerte y ser tus amigos.
Precioso tu comentario.
Gracias por todo y un abrazo.

Salvador Macipe

Visitas desde el 15-09-2008
Visitas desde el 22-06-2009... contador de visitas
contador de visitas