lunes, 5 de enero de 2009

No tenemos otro

Cierto día mi buen amigo Juan José “el Lino” estuvo enseñándonos unas casas de Ariño que estaban en venta. Al despedirnos nos contó lo siguiente:

“En una ocasión llamaron al médico a una casa, porque uno de los que allí vivían se había puesto enfermo. Después de reconocerlo, mandó el doctor reunirse a los familiares, y les dijo:

–No sé, no sé . . . Este enfermo no me gusta nada.

El portavoz de la familia, tomó la palabra y respondió:

–Pues lo sentimos mucho, pero no tenemos otro.”

Juan José empleó este chiste para decirnos que, aquellas casas, más o menos buenas, eran las únicas que tenía para enseñarnos. Los chistes utilizados tan acertadamente y con la gracia con que lo hace mi amigo, son, algunas veces, una magnífica y sana manera de exponer los asuntos.

2 comentarios:

Elisa Berna Martínez dijo...

Juan José "el lino", siempre tiene un recuerdo o una buena historia que contar.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

hola lino soy ester la hija de mariano serrano.
Me acuerdo mucho de lo de freir los huevos fritos con fanta porque tus hijos no querian ir a coger olivas, me rei mucho.
Recuerdos y abrazos.

Ester Serrano Burillo
19 de Enero 2oo9

Visitas desde el 15-09-2008
Visitas desde el 22-06-2009... contador de visitas
contador de visitas